Consejos para que la decoración

Consejos para que la decoración y el estado de ánimo se lleven bien.

Para cada uno de nosotros nuestro hogar es un refugio donde nos sentimos protegidos. En él pasamos gran parte de nuestro tiempo, es un lugar donde buscamos el descanso, la tranquilidad, la calma y sentirnos reconfortados con el fin de cargar las pilas que nos dan energía para empezar un nuevo día.

Aunque pueda parecer superficial, la decoración, los colores, la iluminación, el aroma o el orden de nuestro hogar son factores que influyen en nuestro estado de ánimo, tanto de forma positiva como negativa. Piensa por un momento en cómo te sientes cuando ves una habitación desordenada, el color de una pared que no te gusta o una estancia mal iluminada, ¿a que la sensación no es agradable?

Para que mejore esa sensación y te sientas bien, quiero compartir contigo ciertas nociones que pueden ayudarte a cambiar o elegir aquello con lo que aumente tu bienestar.

El color está presente en todo nuestro hogar y su elección es algo muy personal y que debemos hacer en función de las necesidades individuales de cada uno. Aquellas personas que necesiten colores que le aporten energía y vitalidad, elegirán para ello colores más vivos o cálidos, y aquellas otras que busquen la tranquilidad y la calma es mejor que se inclinen por colores más neutros o fríos.

Color - Piensa en Piris

Dentro de los colores cálidos el amarillo, naranja y rojo son colores estimulantes, que fomentan el dinamismo y ayudan a levantar el ánimo. Por el contrario, colores como el blanco, y las tonalidades más suaves del azul, verde o rosa son colores que nos ayudan a relajarnos y tener un estado de ánimo más calmado.

A la hora de elegir el color, siempre tenemos que tener en cuenta la utilidad de la estancia donde vayamos a ponerlo, por eso zonas como el salón o la cocina, que suelen compartirse y donde pasamos gran parte del tiempo, admiten bien los colores cálidos, sin embargo, en zonas para descansar o relajarse, como el dormitorio o el baño, sería más acertado apostar por colores fríos o neutros.

Iluminación Piensa en Piris

Junto con los colores, otro de factores fundamentales que más impactan sobre nuestro estado de ánimo es la iluminación, ¡la luz es alegría!

Piensa en la diferencia de sensaciones que tienes si al levantarte el día está soleado, o si te encuentras con un día gris y nublado. Apuesta todo lo que puedas por la luz natural, y para cuando esta escasee debes tener una adecuada iluminación artificial, ya que las estancias bien iluminadas generan optimismo.

Para estancias como el salón y el dormitorio es mejor elegir luces cálidas y para zonas como el baño o la cocina apuesta por luces neutras o frías. Con una buena iluminación general conseguirás que la estancia resulte más confortable. Juega con luces indirectas o iluminación de ambiente para crear sensaciones de espacios más agradables y acogedores.

Además de lo que nos entra por la vista como pueden ser los colores o la iluminación, el sentido del olfato también está muy presente en las sensaciones que nos provoca nuestro hogar.

Los olores son muy personales, por ejemplo a mí me encanta el olor a tierra mojada cuando llueve y ¿a ti?. Al ser algo tan personal, antes de elegirlos piensa en que sensación quieres obtener con ellos y en qué estancias van a ambientadas con ese aroma. En zonas como el salón o dormitorio, los aromas afrutados o naturales como la vainilla o la canela son acertados, para el baño, apuesta por aromas más frescos y limpios como cítricos o florales.

Aromas - Piensa en Piris

Además de ambientadores, incienso o velas aromáticas, también puedes conseguir un aroma que te resulte agradable con flores naturales. Es muy importante incorporar plantas a la decoración de tu hogar, aunque sean artificiales, pero tendrás ese toque de naturaleza que te aportará vida y sensación de frescura y bienestar.

Plantas - Piensa en Piris

No podemos dejar atrás el orden, ya os lo decía al inicio del artículo, da igual la decoración que tengamos en nuestra casa, si esta se encuentra desordenada tendremos la sensación de caos, de incomodidad e intranquilidad, nos costará concentrarnos y estaremos más irascibles.

Intenta no recargar demasiado cada estancia con mobiliario o elementos que puedan ser innecesarios. Te aconsejo lo mismo respecto a la decoración.

Entra en cada estancia de tu hogar, y si todo lo que ves a tu alrededor te aporta bienestar ¡enhorabuena!, si no es así, es mejor que elimines u ocultes aquello que no te hace sentir bien, porque los espacios muy recargados aumentan la sensación de estrés. No recargues, amuebla y decora en función de tus necesidades, y piensa que un espacio bien ordenado además de generar armonía, afecta bastante a nuestro estado anímico y emocional.

Y por último, si compartes tu hogar con tu familia u otras personas, te recomiendo que tengas algún rincón exclusivo para ti, da igual donde, pero que sea tu mini refugio, donde puedas evadirte, ya sea escuchando música, leyendo, o haciendo aquello que te haga sentir bien, será el momento para recargar tu batería anímica.

Si te ha gustado puedes compartirlo, igual entre los dos ayudamos a que alguien mejore su estado de ánimo haciendo algunos cambios en la decoración de su hogar.

Piensa en Piris
Compartir

Aromas hogar, Color en el hogar, Decoración Cáceres, decoración hogar, Estado de ánimo, Luz hogar, Piensa en Piris

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Piensa en Piris @ 2020. Todos los derechos reservados

Diseñado por C2O Comunicación.